viernes, 4 de octubre de 2013

A veces quieres regrasar el tiempo, pero por más que quieras hacerlo las cosas ya están hechas, ya no puedes cambiar nada. Todo es como es por lo que es y así se quedará. Pero pensemos por unos minutos ¿y si pudieras regresar al pasado? ¿a que momento volverías? ¿lo cambiarías? ¿o tan sólo quisieras volver a sentir lo que llegaste a sentir en ese momento? 
Ya que sabes todo eso, cierra los ojos y vuelve a aquél momento, en el que depende de ti cualquier cosa. ¡Haz algo! ¡Muévete! ¡Habla! ¡Di cualquier cosa pero haz algo! Pero ¿porqué no sabes que hacer? Toma en cuenta que si cambias aun que sea un instante tu vida hasta ahora NO sería la misma, TODO cambiaría, TODO. Y aun que tú no lo creas un mínimo detalle de cualquier acción es responsable se tu futuro. 

¡Vaya! No todo resulta fácil ¿cierto? ¿no te habías puesto a pensar en eso? Dicen que después de la tormenta llega el Sol, DICEN. Pero ¿porqué en tu vida se tarda tanto en salir ese maldito Sol? 
Porque del tiempo al tiempo, y por más que no cague los mayores tienen razón con esa frase tan castrante... "Hay tiempo para todo". Y es que es la verdad, pero te das cuenta cuando ya la cagastaste y cuando dices "Tenían razón". Pero no hay que evadir el tema. Las cosas ya están hechas, y poco a poco vas aprendiendo. POCO A POCO. 
Aprende a disfrutar cada momento y a pensar antes de decidir, vive tus días como si fueran los últimos, no dejes para mañana lo que puedes hacer hoy, te puedes arrepentir, lo sabes y si no lo sabes, lo sabrás.
Y este sólo tómalo como un consejo, un simple consejo de tu chica ideal.


No quiero hacerte la vida, me conformo con hacerte el día. :)

1 comentario:

Claudiettha J.V. dijo...

Que hermoso texto, a veces hemos de ser más conscientes de lo que hacemos, sin embargo, el tiempo es oro y pensar demasiado tampoco nos llevará a nada. La vida es contradictorio. Muy bonita la frase final^^

Besos