jueves, 15 de agosto de 2013


Hay momentos en los que no sabes ni qué carajo con tu vida, no sabes si todo va bien o va mal, no sabes si estás en el intermedio de las cosas, no sabes ni siquiera qué hacer ni en qué momento. Y no tienes las fuerzas ni de ponerte a pensar qué fue, qué es o qué será. ¿Y cómo te sientes? Ni puta idea. La gente no deja de hablar ni un maldito momento de ti ¿qué sigue? Sólo coges reproductor de música, auriculares y te sales de tu casa como si salieras de cualquier problema, no escuchas a nadie, no los conoces, no sabes nada. Y cuando regresas todo vuelve a ser la misma mierda y sabes que no es la primera, ni la última vez que esto sucede pero, tú qué carajo vas a saber que hacer si no sabes qué onda con tu propia vida. ¿Y allá afuera? Allá afuera la gente está acabando con sus vidas, peleando con sus padres, terminando relaciones amorosas, alcoholizándose, robando, matando ¿y tú? con tus pinches auriculares viendo qué hacer con tu vida.

2 comentarios:

Andy. dijo...

Ahora mismo me siento como en tu entrada, escribes muy bien, de verdad. Yo también te sigo, besos.

Irene Junco dijo...

Me siento muy identifica con tu entrada. Gracias por poner palabras a mis sentimientos.

Te sigo. Te espero por mi blog, un besito

- Sonreír desde dentro -