miércoles, 21 de junio de 2017

Las riquezas del hombre



Hipótesis:
La forma en la que el ser humano se deja llevar por incertidumbres colosales acerca de las riquezas en el mundo, la verdadera valía de las cosas.

Tesis:
Con relación al texto "Las riquezas del hombre" de León Tolstoi se denota que muchas personas somos incapaces de darle el verdadero valor a las cosas, mi postura conforme al texto es a favor, en muchas ocasiones basamos nuestra felicidad a cambio de dinero, y lo que éste nos hace obtener, agradecemos éste tipo de cosas materiales y las apreciamos como si tuvieran un valor máximo por encima de cualquier otra cosa. 
Sin embargo, la vida a veces nos hace darnos cuenta que le estamos dando demasiado valor a las cosas equivocadas.
A diferencia del texto "El payo y el colegial" de José Joaquín Fernández de Lizardi nos hace darnos cuenta de que una persona puede tener cierto tipo de miseria al verse engañado por lo que te da el dinero, y lo toma en cuenta como felicidad, basándose en ello para darse a la idea de que lo tiene todo, sin embargo, no es así...

Desarrollo:
Según la RAE, la palabra valor define "el grado de utilidad o aptitud de las cosas para satisfaces necesidades y proporcionar bienestar o deleite", pero ¿y las personas?, ¿cómo determinamos el valor de las cosas?, ¿nos basamos en la escasez de éstas?, ¿tal vez en el proceso de trabajo requerido por su obtención? o ¿hemos de regirnos únicamente por el intercambio de bienes que determinan su valor económico?

Con relación a la felicidad que uno obtiene al sentir cierto tipo de riqueza, que definimos en muchas palabras, cada persona llega a tener de manera independiente una diferente interpretación o representación de la felicidad, es obvio que es el fin o resultado al obtener lo que queremos. 

Y es que el valor de las cosas, por extraño que suene, está en el valor que tienen sólo para nosotros mismos. Hay quienes piensan que pagar cientos de dólares por una sesión de terapia es arrojar el dinero a la basura, mientras que para otros es el mejor recurso a su alcance. Hay quienes optan por pensar que tener un hijo es lo más valioso en la vida, mientras que para otros la paternidad no es una meta a seguir. Y ambos tienen razón, ya que lo piensan desde sus propias prioridades. 

En muchas ocasiones tenemos lo suficiente para ser felices, pero seguimos buscando más y más, porque creemos que no lo tenemos todo, y en efecto, no es así, pero en cambio dejamos de darle el valor a las cosas que ya tenemos. 

Y así es como terminamos con nuestra felicidad, podríamos gozar de las cosas que tenemos y estar bien, sin embargo, también me gustaría resaltar que no hay que ser conformistas, podemos buscar otras cosas, mas no dejar a un lado o sin importancia con las que ya contamos. 

Cabe destacar que la ignorancia es muy un factor importante que afecta de pies a cabeza éste tema; en muchas ocasiones el dinero te abre demasiadas puertas pero uno mismo suele cerrarlas, ya que se evita tener más conocimiento, ya que con el dinero se cree tenerlo todo, por lo contrario, no es así.

Hay cosas que tenemos, que podemos compartir y se tomarían como las verdaderas riquezas del hombre, el conocimiento, el amor, el respeto, la felicidad, la fe, la imaginación, la paz interior...

En pocas palabras, si tuviésemos el conocimiento suficiente, sabríamos que no necesitamos cosas que creemos necesitar para conseguir la felicidad, o sentirnos completos. 

Conclusión:
El verdadero valor de las cosas está en lo importante que es para nosotros. Un simple objeto puede ser burdo para los demás, pero la clave de la felicidad para nosotros. En definitiva, nuestra bienestar es nuestra responsabilidad, y estará siempre en nuestras manos.


 Plata Gutiérrez Ashley Fernanda